El desierto te cambia la vida

5 febrero 2019 - 11:00

Autodestrucción y degradación o emprender una nueva dirección desconocida de esfuerzo y sufrimiento para llegar a un lugar incierto.  La bicicleta le ha devuelto la vida a Xavier Giró y la Garmin Titan Desert es la culminación de su cambio de vida.

Hace más de cinco años que Xavier Giró está recuperándose de su adicción a las drogas. Para ello, una aliada le ha ayudado y acompañado en este tiempo, la bicicleta. Y durante este 2019 culminará este proceso con su gran reto de superación personal:  la Garmin Titan Desert.

Había tocado fondo. Hace cerca de 5 años y medio la vida de este tarraconense llegó a un cruce vital ante el cual debía tomar una decisión. Seguir el camino que llevaba los últimos años de autodestrucción y degradación de todo lo que él quería, sobre todo su familia, o emprender una nueva dirección desconocida de esfuerzo y sufrimiento para llegar a un lugar incierto.

Exhausto por los años de consumo de cocaína desde la adolescencia y el abandono por parte de la familia, a la edad de 29 años emprendió un camino de recuperación. Pasó tres meses interno al Instituto Hipócrates de Hostalets de Balenyà, un centro de tratamiento contra la adicción a las drogas. Allí empezó a andar con los compañeros, no podía correr. La adicción lo había hecho aumentar de peso hasta los más de 120 kilos. Pasó a vivir en un piso tutelado y salía a hacer bicicleta, solo. Más tarde, hace unos 3 años, se apuntó al Club Ciclista BTT de El Castellar, su pueblo del Camp de Tarragona.

“Probé este juego para niños grandes que es la bici y descubrí un mundo, una pasión, un espacio para mí donde poner en práctica estas nuevas habilidades que me enseñaban a vivir de nuevo y que cada día veía más claro que eran indispensables para salir adelante: constancia, esfuerzo, humildad, autodisciplina... Todo esto que en la sala de terapia era teoría, sobre la bici tomaba forma y se convertía en mi manera de vivir”.

Despacio, con la ayuda de terapeutas y compañeros, con el apoyo incondicional de quienes lo quieren y una herramienta que lo ha acompañado desde el principio, la bicicleta, ha podido ganar la partida a las drogas. Después de hacer rutas por Andorra y haber participado en la Transcatalunya, recuerda con especial emoción el último kilómetro de una OpenNatura, en su pueblo: “Estaba ya encarando los últimos metros, y vi que mi familia me estaba esperando a la llegada. En aquel momento me cayó la lagrimita y pensé en los momentos tan duros que había pasado. Pero ahora estaba allí, con ellos”.

Este año, para poner punto final a esta lucha, se ha decidido por la mayor de las aventuras, correr Garmin Titan Desert. Nunca hasta el momento ha disputado una prueba por etapas, pero junto con dos compañeros más quiere transmitir un sentimiento de superación personal: “El deporte te ayuda a conectar y a reintroducirte de nuevo a la sociedad. Un compañero que ya ha hecho la Titan Desert tres veces me ha enredado para ir, en total somos tres. A ver si es verdad esto de que ‘el desierto te cambia la vida’”.

Síguenos

Patrocinadores de la Titan Desert

By browsing this site, you accept the use of Cookies in order to offer to you an advertising tailored to your interests, and to perform traffic statistics.