MELCIOR MAURI, EL MENTOR DE INDURAIN EN LA TITAN

14 octubre 2020 - 16:06

A partir del próximo 2 de noviembre Melcior Mauri ejercerá de director y capitán de ruta del equipo KH7-Logifrio en la 15ª Titan Desert, que se celebra en Almería. Entre sus corredores estará un viejo ‘enemigo’ íntimo: Miguel Indurain.

Hace 25 años fueron rivales encarnizados (deportivamente hablando) en el Tour de Francia. Miguel, camino de su quinto triunfo en la ronda gala, pasó uno de sus peores días en la memorable etapa de Mende por culpa de Melcior (terminó sexto en la general) y del trabajo del equipo ONCE.

“Fue muy agresiva deportivamente hablando. Manolo Sainz nos iba dirigiendo para que atacáramos. Por delante estuvimos escapados Stephens, Jalabert y yo. A relevos buscábamos sacar la mayor diferencia posible. Fue la etapa en la que más sufrió el equipo Banesto y Jalabert llegó a ser líder virtual”, recuerda Mauri. Una etapa espectacular, con apoteósico triunfo de Jalabert (titán, por cierto) en la que Indurain acabó salvando los muebles.

Uno de los pocos que venció a Indurain

En 2021 se cumplirán 30 años de la Vuelta que ganó Mauri, precisamente ante un Indurain que ese año conquistaría su primer Tour. “Esa victoria fue un antes y un después en mi carrera, con 25 años recién cumplidos. Cuando miro la foto del podio con Indurain y Marino Lejarreta aún le doy más valor”.

Lo que quizá no recuerde tanto la gente es que fueron compañeros en 1994, en el Banesto. Y el catalán le ayudó a ganar su cuarto Tour. “Surgió una fuerte amistad, que sigue perdurando”. Anteriormente ya habían sido compañeros en el Reynolds, entre 1987 y 1989, en los albores de sus carreras. “A un corredor como Miguel es mejor tenerlo de compañero que de rival”.

Con persistencia le convenció para hacer la Titan

Le costó mucho convencer a su amigo para que acudiera a la Titan Desert. Y es que la leyenda navarra sigue amando el ciclismo, pero le cuesta tomar parte en pruebas de varios días. Mauri se lo había pedido hasta media docena de veces en las ediciones anteriores, pero siempre había obtenido una respuesta negativa. Sin embargo, algo cambió para este año. “Te digo algo el lunes, me respondió…y me dije: ¡Ostras, igual este año se anima!”.

Pero el lunes y el martes no sonó el teléfono de Mauri, por lo que decidió llamar él. Y recibió una respuesta incluso mejor de la que esperaba: “Me animo, pero vendré con mi hijo Miguel, me dijo. Entonces me emocioné y se me pusieron los pelos de punta al pensar que vendrán los dos conmigo y con mi equipo. Fue muy gratificante a nivel personal. Lo recuerdo con mucha emoción”.

Miguel hace, sobre todo, carretera. Con bicicleta de montaña va menos, “pero desde que ha decidido ir a la Titan monta más”. No le gusta la parte técnica y disfruta más en pistas y senderos ciclables. “No tiene la técnica porque ni lo practica ni le apetece. Me pregunta: ¿aquello no es muy técnico?”. Y le tranquiliza cuando le responde que la Titan es más de rodar. “Los más acostumbrados a la carretera les beneficia porque no hay esas bajadas tan técnicas”. Sus consejos serán muy válidos en su bautismo como titán. “Le he hecho un máster en temas de navegación pensando en Marruecos, aunque en Almería no habrá”.

Al mando del potente Kh7 Logifrio

Mauri acude a Almería con el equipo KH/ Logifrio, que llegará con más de 40 componentes entre ciclistas y staff. Además de pedalear, se encarga de multitud de cosas: control, logística, ropa… Pero lo que más le gusta es preparar las etapas y que los corredores lo lleven a cabo. “Es una gran satisfacción personal cuando terminan bien la experiencia. Y si no consiguen terminar que sean conscientes de que han dado lo máximo y que han vivido la experiencia hasta donde han podido”.

En su equipo se reúnen perfiles y niveles diferentes. Hay ciclistas que van a ganar la carrera como Josep Betalú (vencedor de las últimas cuatro ediciones), Sylvain Chavanel (récord de participaciones en el Tour: 18), Oriol Colomer, Sergi Escobar, Iván Díaz. Y luego están los corredores que van a terminar la carrera y disfrutarla. “Ahí entra mi asesoramiento para ayudar a que su objetivo se cumpla. Establezco estrategias para ayudarles. Y a los que buscan terminar les asesoro para controlar las energías, como recuperar bien en el avituallamiento, buscar su grupo, controlar el tiempo para llegar el control, recuperar entre etapa y etapa…”.

Los equipos están formados por tres corredores y el trío más potente que alineará Mauri está formado por los citados Betalú, Díaz y Colomer. De entre las chicas destaca Silvia Roura, que busca el podio después de su triunfo en Titan Series Saudi Arabia 2020. Miguel Indurain formará equipo con su hijo Miguel (excorredor en categorías inferiores) y el propio Melcior. Aunque no se descarta que éste acabe cediendo su puesto al cuñado del pentacampeón del Tour, Carmelo, que es hermano de su esposa Marisa.

“Hay que aprovechar esta oportunidad en un año maldito”

Mauri ha corrido la Titan Desert en diez ocasiones y se ha subido al podio dos veces (campeón en 2007 y 3º en 2009). Por tanto, es una de las personas más autorizadas para hablar de una prueba que ha evolucionado mucho, sobre todo “técnológicamente y en el nivel de los corredores”.
Pese a que no habrá dunas ni arena como en Maruecos, “a mí el cambio me ilusiona. Tengo ganas de conocer otros sitios, como el Cabo de Gata y el desierto de Tabernas. Tengo muchas expectativas con esta nueva Titan y me motiva. Muchos de los que repetimos lo vemos algo novedoso”.

Finalmente, lanza un mensaje a los ciclistas que tienen ganas de ponerse un doral y que están valorando participar en la 15ª Titan Desert. “Les diría que aprovechen esta oportunidad. Tienen la ocasión de vivir una experiencia en un año maldito en el que nos han suprimido montones de eventos y pruebas. Les animo a que se inscriban”.

Síguenos