DEVOLUCIÓN DEL 100% DE LA INSCRIPCIÓN SI LA CARRERA SE CANCELA POR COVID-19

JOAN PEDRERO: “ME GUSTAN LAS ETAPAS DE PURO DESIERTO Y SOBRE TODO DE NAVEGACIÓN”

Garmin Titan Desert 2021 | | >
30 marzo 2021 - 09:21

Un auténtico ‘zorro’ del desierto. Piloto de raids de primer nivel con 13 participaciones en el Dakar, saldadas con dos victorias de etapa y dos top five en la general. Gran aficionado al ciclismo, volverá a la Titan para disfrutar del desierto que le enamora. Su mejor puesto ha sido el 59, “pero voy sin crono y no miro el resultado”.

¿En qué se parecen la Titan Desert y el Dakar?
En el desierto. Los primeros Dakars eran en Marruecos. Es como mi casa. Bajo muchísimo a entrenar a Marruecos con la moto. Y también soy fanático de la bici y tengo muchos amigos bereberes. Después de tantos años de bajar el desierto y de pasarme tantas cosas con la moto, voy conociendo sitios por los que los deportistas no pasan. Nómadas que están en medio del desierto y me ofrecen casa para dormir: eso lo valoro muchísimo.

Ayudarse es clave...
Son momentos difíciles en los que necesitas ayuda. Y te dejan sus casas, que son como chabolas. Son detalles que aquí faltan. Allí te abren la puerta y te dan un plato de comida. Por eso cuando bajo a entrenar llevo agua y arroz. Siempre corro por retos solidarios. #gasalavida ha sido mi lema en ediciones anteriores de la Titan. El reto de los otros años había sido por enfermedades. Ahora es recoger alimentos para la gente que lo pasa mal por la pandemia. En un local en Canet de Mar (Barcelona) los recogemos e irán para el Banco de Alimentos.

¿La bici te ayuda a prepararte físicamente para el Dakar y otras carreras de motos?
La bici me ayuda mucho en todo. De pequeño competía en BMX. Me limpia la cabeza de tonterías y me va muy bien físicamente para la moto. Lo noto muchísimo. Es una forma de vida. Me aporta mucho a mi deporte, que es el más duro del mundo: el Dakar.

¿Cuál ha sido tu mejor puesto en la Titan?
Esta será mi cuarta Titan. Mi mejor resultado ha sido el 59, pero voy sin crono. No miro el resultado. Voy a entrenar y pasármelo bien. En esta ocasión haré de ‘guía’ a mi mánager, Joan Ignasi, y a su hijo. Estamos entrenando juntos y vamos a acabarla.

¿No tendrás en la cabeza convertirte en Titan Legend?
Miro las cosas año a año. Mi trabajo como piloto de motos tiene mucho riesgo. Hoy estoy, pero mañana no sé. El año que viene ya veremos…. ¿Quién sabe? Me encantaría ponerme un objetivo, pero las metas las tengo en el Dakar.

¿Qué tipo de etapa en la Titan es tu favorita?
A mí me gustan las etapas de puro desierto, las dunas y sobre todo de mucha navegación. La gente le tiene respeto a la navegación, pero yo estoy acostumbrado por el Dakar, donde la navegación es pura y dura. En la Titan es con GPS y es más sencillo. No puedo tener ventaja por piernas, pero sí por navegación para poder hacer una buena etapa.

Alguna anécdota que recuerdes.
El día de la etapa de navegación, la gente se lo toma muy en serio. Hay muchos que dicen que van a ir conmigo, pero se ponen a tope, se pasan, se pierden y luego me vienen a buscar. La gente tiene que disfrutar más, sobre todo del sitio.

¿Por qué repites en la Titan Desert?
Porque su esencia es el desierto y mi vida es el desierto. Es mi segunda casa. Me gusta volver a ver a la gente de Marruecos: es otra mentalidad, no tienen picardía.

¿Cuántos amigos has hecho en la Titan?
He hecho muchas amistades y lo he pasado muy bien. La Titan no la contemplo como una carrera sino un disfrute y unas vacaciones. La ley de ayudar a uno y otros es la ley del desierto. Ves a alguien parado y preguntas si necesitas algo. El respeto lo es todo en la vida.

¿Cómo llevas tu preparación para la Titan?
Mi vida consiste en entrenar y llegar tranquilo a la prueba. La gente se obsesiona con los números, kilómetros, vatios, etc. Puedes entrenar mucho, pero si la cabeza te dice que no… El calor no afecta tanto como en el Dakar. Con la bici vas casi desnudo y en moto súper tapado y con un calor increíble. He visto ciclistas preparados y al segundo día de Titan estar fatal. Y otros por los que no darías un duro y llegan al final tan contentos. El coco manda.

¿Cuántas kilómetros habrás hecho en el desierto?
Unos 750.000 kilómetros, sumando todos los desiertos. Llevo 15 años yendo a entrenar y competir. Y a veces también me llevo la bici.

¿Por qué lo amas tanto?
Me encanta cómo me trata la gente. Paso muchos días allí, pero después de dos o tres semanas te cuesta estar en el desierto por la vista. No hay color verde. Allí todo es todo marrón, siempre el mismo color.

Síguenos